3 causas de parálisis parte II

“Las buenas respuestas vienen de excelentes preguntas” Alejandro Cuéllar

La semana pasada escribíamos sobre una de las causas de parálisis que no nos permite conseguir aquello que queremos.

Como pudimos comprobar la primera es el miedo y debemos trabajar para eliminarlo de nuestra vida, de nuestra mente y sobre todo de nuestros objetivos.

Ahora la pregunta, como dice nuestro profesor Alejandro Cuéllar, es: ¿Qué ocurre cuando hemos eliminado el miedo y sin embargo seguimos sin conseguir nuestros objetivos?.

Alejandro en su taller de alto impacto, Construye Tu Destino, comenta: “Cuando piensas de una manera lógica lo que te impide cruzar la meta es ilógico”.

Es ilógico porque la segunda causa de parálisis está guardada en el baúl de los recuerdos, en el inconsciente donde tu mente lógica, analítica no puede descubrirla.

Está junto a los reyes magos, papá Noel, el ratoncito Pérez y otras creencias que ya olvidaste y que no son útiles ahora.

La segunda causa son las creencias limitantes del tipo: “No tengo suficiente preparación”, “No merezco las cosas”, “Nadie me quiere”, “No sirvo”, “Los hombres no lo pueden hacer”, “Esto no es para mujeres”, “Soy malo/soy mala”…….. ¿Te resuena alguna de estas creencias o tal vez tú tengas alguna propia?

Estas creencias fue algo que aprendiste a una edad muy temprana y que tal vez en ese momento de tu vida te fue útil pero no ahora, ahora no.

Quizás te lo dijeron cuando hiciste algo mal, si es que un niño/a hace algo mal, cuando se te cayó la vajilla, la comida o la bebida al suelo, y en ese momento alguien vertió en tu inconsciente una opinión sobre ti que tú aceptaste sin poner resistencia. Pero, ¿Es verdad eso?

Debes saber que una creencia es un pensamiento repetitivo que tú no has criticado, no te has puesto a pensar y a dudar sobre él. Simplemente lo aceptaste.

La mejor manera de eliminar cualquier creencia limitante es con un trabajo intenso a nivel inconsciente guiado por un experto, pero desde Mens Venilia te queremos dejar con este simple ejercicio:

Cada vez que te venga un pensamiento limitante o una creencia del tipo: “No puedo”, “Imposible”, etc pregúntate inmediatamente: “Es esto verdad?. O como dice nuestra CEO Elizabeth Alliaume: “Dónde está escrito”.

Espero que te preguntes y que tengas buenas respuestas.

Un saludo.

Alejandro Cuéllar

Compartir


616 75 60 73 / SOLICITA INFORMACIÓN