Bien hecho, mal hecho. Resultados diferentes

Bien hecho, mal hecho. Resultados diferentes

«El resultado solo depende de la intención y el amor que hayas puesto» Alejandro Cuéllar en el curso Intensivo de PNL.

Déjame que te cuente la Historia del Carpintero que no cumplió:

Un carpintero después de estar trabajando 50 años le pidió a su jefe la jubilación, se sentía cansado y viejo para seguir trabajando. Los últimos años quería pasarlos sin hacer nada junto a su familia.

El jefe aceptó con la condición que le construyera la última casa antes de jubilarse.

El carpintero de mala gana aceptó y construyo una casa sin ningún cuidado y sin ningún amor por lo que hacía.

Lógicamente la casa no estaba bien terminada, entraba agua por las juntas, por las ventanas entraba el aire, el suelo estaba desnivelado, las puertas no cerraban bien, en fin la casa era un desastre.

Cuando terminó la casa se presentó ante su jefe y le entregó las herramientas diciéndole que su trabajo estaba hecho. El jefe lo miró, le dio un abrazo por los años vividos juntos y le entregó las llaves de la casa que el carpintero había construido diciéndole «Esta es tu casa, es mi regalo para ti por todos los años de servicio».

Imagínate la cara del carpintero cuando se dio cuenta de su error. Toda su vida había estado construyendo casas para los demás y ahora iba a vivir en una casa mal terminada, sin pasión ni amor.

Esta historia nos enseña una lección sobre  el trabajo bien hecho y sus resultados.

No importa para quién trabajas o en qué trabajas. Lo importante es cómo lo haces y cuanta pasión y amor pones. El resultado aparecerá luego.

La mayoría de las personas que vienen a mis cursos de Programación Neuro Lingüística o Business Coaching quieren resultados inmediatos y ganar dinero rápidamente siguiendo como niños al flautista de Hamelin de turno. Quieren hacer en un mes lo que a otros les ha llevado años.

Permíteme que te deje cinco pasos que enseño para conseguir llegar a obtener los resultados (la casa) que esperas.

¿Dónde vas a empezar?

Es importante que sepas dónde quieres empezar a construir tus sueños, poner tu negocio, tu empresa.

Tienes que tener en cuenta este aspecto, ya que no es lo mismo que tu negocio esté a pie de calle o en internet.

Que te dirijas a un público local o abierto a otros países.

¿Cuándo vas a empezar y Cuándo vas a conseguirlo?

Este segundo punto pone un tiempo a tu mente. Es importante tener una fecha para que tu mente no se distraiga y se pierda por el camino.

El primer punto ¿Cuándo vas a empezar? te obliga a ponerte las pilas y no dejar las cosas a última hora.

A la pregunta ¿Cuándo lo vas a conseguir? obliga a tu sistema a crear estrategias continuamente y poner fechas a cada una de ellas.

¿Qué vas a hacer?

Esta es una típica pregunta de Coach.

La mayoría de mis clientes y alumnos saben lo que quieren pero no saben qué es lo que van a hacer. Otros, por el contrario, no saben qué quieren hacer en su vida.

¿Qué vas a hacer? induce a tu mente a presentar toda una serie de ideas encaminadas hacia tu objetivo. Anótalas todas aunque te parezcan inverosímiles.

Y la pregunta más importante:

¿Cómo lo vas a hacer?

Esta pregunta es fundamental en todos los procesos de PNL. De hecho esta es la gran diferencia entre el Coaching y la PNL. Las estrategias.

¿Cómo lo vas a hacer? te obliga a crear las estrategias adecuadas para cada acción que has desarrollado con la pregunta anterior, ¿Qué vas a hacer?.

Esta es la parte más importante de todas. Sin estrategias no hay resultados.

Repite conmigo:

«Sin estrategias no hay resultados»

¿Cuánto compromiso, pasión y amor voy a poner?

Aquí debes hablarte con total sinceridad, sin tapujos ni ambigüedades.

¿Estás dispuesto, dispuesta a conseguirlo?

¿Vas a poner todo tu amor, pasión y trabajo bien hecho en la consecución de tus objetivos?

Venga, te animo a que construyas una confortable y maravillosa «casa».

Te espero.

Alejandro Cuéllar

Coach Internacional

 

Compartir


933 255 720 /  627 54 8344 / SOLICITA INFORMACIÓN