¿Cuánto duele un insulto?

¿Cuánto duele un insulto?

Seguro que alguna vez has ido al médico o al fisioterapeuta porque te dolía algo y esa persona te ha apretado justo donde más daño te hacía. ¿Te ha pasado, verdad?

¿Cuánto duele un insulto?

Ahora imagínate que vayas donde vayas tus amigos, compañeros de trabajo, conocidos o desconocidos, que te fueras encontrando a lo largo del día, te pisaran, te apretaran.. donde sentías ese dolor. Quizás al principio, a parte de algo  + de dolor, no ocurriría nada, aunque después de que esa acción se repitiera muchas veces seguramente, se acabaría produciendo una herida o un dolor mayor del que había e incluso un esguince o una rotura del hueso.

Eso es algo parecido a lo que ocurre cada vez que le digo a un niño/a pareces «tonto» o «imbécil» o «no te enteras de nada» o constantemente lo estoy comparando con alguien que saca mejores resultados académicos.

 Si sólo se lo llama una persona y/o pocas veces quizás no ocurre nada o si el niño/a destaca en alguna otra área de su vida (deportes, música, artes plásticas…), es posible que la cosa no vaya a + y sólo se quede en una «mala época», aunque si esto continua a lo largo tiempo las consecuencias  pueden variar desde las + «leves» como inseguridad y baja autoestima, desmotivación, fracaso escolar hasta las más «severas» como pueden ser consumo de sustancias estupefacientes, cortes en las piernas para calmar la ansiedad o intentos de suicidio.

Del mismo modo, si llamas a tu hijo gordo o «gordi» (aunque para ti sea de forma cariñosa), quizás una vez no pasa nada; aunque si esa niña/o cuando llega al colegio sus compañeros y/o sus amigas se meten con él por estar «rellenito/a». No puede jugar a cambiarse la ropa con sus amigas porque la de las otras niñas no le caben. Luego, en vacaciones o los fines de semana, se encuentra con la abuela y esta le dice que «está de buen año». Mira las revistas, series de televisión etc… donde constantemente la bombardean con imágenes de chicas a menudo, extremadamente delgadas y luego va a comprar ropa y no le cabe. Lo que puede ocurrir, si nadie le ha enseñado a esa persona como gestionar la frustración, la ansiedad o incluso la tristeza o la rabia que pueda sentir, puede empezar a tener conductas poco saludables con la comida que pueden derivar si no son detectadas a tiempo, en un trastorno de alimentación.

El dolor emocional, quizás no se puede ver, aunque eso no significa que por ello duela menos o no se sienta.

Por eso es muy importante, ayudar a los niños o adolescentes a:

1- Gestionar sus emociones.

2- Mejorar y aumentar su autoestima

3- Ganar seguridad y confianza en si mismo.

¿Qué puedo hacer para ayudar a un niño/a o adolescente a aumentar su autoestima y la seguridad en si mismo?

1- Toma conciencia de como te sientes: Si estás nervioso o enfadado, lo mejor es salir de la sala o de la habitación donde estás, aunque sea unos segundos, para que pueda calmarse antes de decir algo que pueda lamentar.

2- Cuando el niño o el adolescente se porte «mal» piensa que te quiere decir con ese comportamiento.

3- Ajusta las expectativas que tú puedas tener a la persona que tienes delante.

4- Dedícale un tiempo en exclusiva, sin que haya interrupciones de otras personas o del teléfono. Recuerda que no se trata de cantidad sino de calidad del tiempo que pasas con él.

5- Escúchale sin juicios de valor.

6- Enséñale a valorar lo que hace por encima del resultado.

7- Enséñale a qué es más importante el SER que el TENER: Las personas no se miden por la cantidad de cosas materiales que tienen sino por como son.

8- Hazle saber que haga lo que haga y sea como sea; tú lo vas a querer igual.

Y recuerde, una gota no es nada, pocas gotas forman un charco; muchas gotas pueden hacer un mar y nunca se sabe que gota puede desbordar ese mar!!

Gloria Farran

Psicóloga y Master en PNL

Compartir


616 75 60 73 / SOLICITA INFORMACIÓN
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Escribe a Escuela Europea MVIG
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?