El nuevo paradigma natural de la salud

Existen hoy en día diferentes modos de interpretar la salud, la sanidad, la medicina, el funcionamiento del cuerpo humano, las causas de la enfermedad, los mecanismos de curación del cuerpo, así como múltiples terapias naturales complementarias y alternativas a la medicina alopática tradicional.

Tanta es la información y en muchos casos contradictoria que en vez de ayudar genera todavía más caos en las mentes de las personas que quieren adentrarse en este mundo, con lo que en vez de aportar luz, lo único que hace es confundir y crear más enredos, si cabe, en este mundo de la salud.

Existen muchos métodos que trabajan de forma natural para restablecer la salud de las personas. el problema estriba ahora a la hora de elegir por parte del paciente o cliente.

Lo que suele suceder es que van de un terapeuta a otro, o de un medico a otro, acabando mareados perdidos, con más frustración, sintiéndose engañados y lo que es peor, sin solución a sus problemas.

Como profesional de la salud, me he encontrado muchas veces con personas que dicen que esta u otra terapia no funcionan y otras si.

Yo digo que la terapia o medicina depende tanto del profesional que la aplica que del método en si, por una parte, y de la predisposición a curarse que tiene una persona y la capacidad de hacer cambios en su vida para generar nuevos hábitos de vida.

La terapia se ha convertido en un trabajo a dos bandas y totalmente personalizado, ya que cada persona es un mundo y necesita una información o remedio específico para encontrar su equilibrio y salud.

En este panorama de salud y “enfermedad” nace en el seno alemán la Nueva Medicina Germánica del Dr. Hamer, dándole la vuelta al paradigma salud- enfermedad y sus causas infecciosas.

El Dr. Hamer descubre las 5 Leyes Biológicas que rigen todo ser vivo y su fisiología y que crea una brecha en los propios cimientos del sistema médico moderno, ya que da respuestas al origen y procesos de todas la enfermedades, incluida el cáncer, y de sus posibles soluciones sin medicamentos, dando su fundamento desde la visión de la embriología y su relación con la psique.

Su demostración científica sobre el hecho de que toda “enfermedad” es la respuesta a un Programa Biológico Especial (SBS) desencadenado por un choque biológico emocional (SDH) y que afecta al cerebro, al cuerpo y a la psique al mismo tiempo, pone todos los sistemas de medicina ante una nueva visión de tratar cualquier problema de salud.

La mal llamada “enfermedad” no es más que un proceso fisiológico natural para mantenernos vivos y que dependiendo en qué fase se encuentre la persona puede estar en proceso de evolución o curación, dando síntomas o “enfermedades” totalmente diferentes.

También nos explica como los microorganismos (bacterias, hongos, virus y parásitos) actúan en la fase de solución del conflicto, fase de curación, realizando las tareas de reparación, destrucción o limpieza de los procesos celulares creados durante la fase activa del conflicto.

Básicamente propone un método de diagnosis y tratamiento bajo la simple base de la interrelación y reordenación del sistema biológico en relación con su ambiente, ya que todo ser vivo para estar sano debe vivir en armonía con todo lo que le rodea, y cuando no lo hace, se produce este mecanismo de supervivencia, mal llamado enfermedad.

Por otro lado, El Dr. Isaac Goiz, ha creado un método de restauración del equilibrio interno celular mediante la colocación de imanes en puntos específicos del cuerpo, que ayuda a “eliminar” los patógenos del cuerpo y aumentar y regular las funciones endocrinas y orgánicas.

Su teoría se basa en que los microorganismos son los causantes de las enfermedades, y mediante la colocación de imanes en pares (Par Biomagnético) logra eliminarlos y así restaurar la salud de las personas.

Es curioso como ambos sistemas consiguen restaurar la salud trabajando desde ángulos distintos, aunque realmente, si se mira bien, se complementan a la perfección.

El trabajo unificado de estos dos sistemas, junto con la kinesiología emocional, método que permite identificar la información a nivel inconsciente de todo lo que le pasa a una persona y cómo ayudarle a sanarlo, forman el “triángulo de las bermudas” para entender, valorar y realizar el tratamiento natural mejor indicado para cada persona hasta la solución total de su problema.

Para rematar ya la tríada, he sumado a este modelo la Auriculoterapia china, disciplina milenaria de la Medicina Tradicional China. Esta disciplina, que engloba el trabajo energético y nervioso a nivel holístico, ayuda a regular la energía y el funcionamiento global del cuerpo mediante el estímulo de puntos concretos situados en las orejas.

Este cócktel integrador se llama “Método KEGABA” (Kinesiología Emocional Germánica Aplicada al Biomagnetismo y Auriculoterapia), el cual llevo practicando y enseñando cuatro años con increíbles resultados en múltiples dolencias y problemas físicos y emocionales en Mens Venilia.

Para ganar hay que sumar y cuando se trata de salud, 2+2 esta vez, no son 4, sino 5.

Lo mejor de todo es que cualquier persona puede aprenderlo y obtener muy buenos resultados, tanto en ellos mismos como en otras personas.

Es un cambio de paradigma, de forma de entender la salud y el funcionamiento humano, que te hace partícipe de tu salud, te hace consciente de los problemas y de las soluciones, elimina el miedo y te permite actuar tomando las riendas de tu vida.

Esta es la nueva medicina, en la que todo el mundo puede participar y aprender, para llegar a construir la vida armónica y adaptada que te permita, al fin, Ser Feliz.

Te invito a mi próximo curso que impartiré en Mens Venilia.

Rubén Álvarez

Kinesiólogo, profesor en Mens Venilia Barcelona

 

Compartir


616 75 60 73 / SOLICITA INFORMACIÓN
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Escribe a Escuela Europea MVIG
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?