Kinesiologia: La gran desconocida

La gran desconocida y que tanto te puede ayudar

En nuestro día a día, muchas veces nos preguntamos el por qué la vida nos pesa tanto. El por qué llego tan cansado/a, con ese fuertísimo dolor de cabeza, de espalda o rodillas tan habitual o el por qué te sientes tan enfadado/a, nervioso/a o triste.

Desde nuestro consciente culpamos y responsabilizamos esos males a nuestras ajetreadas vidas, a la falta de ejercicio a la mala alimentación o al exceso de trabajo y falta de apoyo.

Cada mañana nos levantamos, nos arreglamos y casi sin desayunar despertamos a nuestros pequeños para llevarlos corriendo a la escuela. Y ya siendo solo las 9 de la mañana, nos sentimos estresados y agotados. Aun así, seguimos corriendo con miles de cosas en la cabeza mientras nos dirigimos al trabajo. Pensando en que momento podremos ir hacer la compra, que haremos de cena. Hacemos mil cosas a la vez, pensando en muchos momentos que nos falta tiempo para todo y con quejas, deseando unas vacaciones o que sea ya fin de semana.

Pasan las horas, los días, los años…y cada vez nos acostamos y levantamos con más dolores y menos energía.

O podemos seguir pensando en los problemas o buscar soluciones. Querer cambiar “nuestra Suerte” de forma consciente, muchas veces es lento y difícil para muchas personas que no tienen ni el tiempo ni el dinero suficiente para poder hacerlo. Si no ya lo hubiesen hecho.

El kinesiólogo utiliza esos síntomas y dolores para valorar de donde vienen esos verdaderos desajustes y desequilibrios, buscando que órgano no esta funcionando correctamente, cual tiene un exceso o defecto de energía, identificar y corregir si hay un déficit de vitaminas, minerales, oligoelementos… recolocar el cuerpo estructural o ver si el sistema hormonal está correcto o no.

Así por ejemplo, detrás de un dolor lumbar, podemos justificar ese dolor a través de una mala postura en el trabajo, un movimiento brusco al coger ciertos pesos, o un movimiento repetitivo o por un exceso de sobrecarga o estrés. Pero sabemos que detrás de eso, el cuerpo nos esta hablando. Desde diferentes lugares puede estar expresando su desarmonía.

Detrás de un dolor además de una lesión muscular o vertebral, puede haber un problema intestinal (flora intestinal, parásitos, intolerancias alimenticias). Además de cualquier otra patología cronificada por el paciente como puede ser un problema estreñimiento. Estos desajustes pueden ser también por una insuficiencia de la energía de riñón. O una situación emocional no resuelta, vivida  con  miedo , desvalorización o sometimiento ante una situación vivida  con un sentimiento de impotencia “no poder más con la vida que llevo..” “”sentir que no puedo cambiar de rumbo…”. A través de la kinesiología podemos regular, equilibrar y cambiar estos desajustes. Tanto en la forma de vivirlos o afrontarlos, como en el contenido emocional. Devolviendo la homeostasis al cuerpo, bajando el estrés orgánico del cuerpo, así como aumentar la adaptabilidad para poder vivir de una forma más plena, con más entusiasmo, alegría y con más energía para alcanzar esos sueños que todos tenemos.

Articulo Publicado por Escuela europea MVIG Barcelona

Compartir


616 75 60 73 / SOLICITA INFORMACIÓN
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Escribe a Escuela Europea MVIG
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?