La enfermedad ilumina aspectos escondidos

La enfermedad ilumina aspectos escondidos. Aquellas facetas de la realidad que la persona no reconoce o no quiere reconocer de ella misma y por lo tanto rechaza. El síntoma descubre la realidad oculta y nos la muestra.

Las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros son las que verdaderamente curan las enfermedades.  Hipócrates

Manuela, una mujer de 50 años, acude a la consulta, una gran amiga le ha dicho que es probable que la Reflexología le pueda ayudar. Presenta trastorno reumático que produce fuertes dolores y rigidez en los músculos, ligamentos y tendones, cansancio, fatiga e irritabilidad. Tiene “puntos hipersensibles” que duelen al ser presionados localizados en áreas como cuello, hombros, espalda, caderas,  brazos y piernas.

A este síntoma principal se suman otros como la dificultad para dormir, rigidez generalizada al levantarse, dolores de cabeza, períodos menstruales dolorosos, inflamación y/o sensación de hormigueo o adormecimiento en manos y pies y falta de memoria, junto a la dificultad para concentrarse. También sus sistema digestivo está alterado sufriendo estreñimiento alternado con diarrea, dolor abdominal, gases y náuseas.

Todo este cuadro desencadena un estado de ánimo desganado, débil, depresivo, de desconexión con la vida. Podría también ocurrir a la inversa, su desgana, desmotivación, esta actitud depresiva puede provocar una sintomatología de dolores, tensión, rigidez, insomnio, dificultad para digerir, dificultad para respirar, etc. Desde luego cada persona es un mundo y tiene su estilo personal para vivir lo que le ocurre.

Está muy preocupada, acudió al médico el cual le diagnosticó fibromialgia. Enfermedad con nombre y apellidos que la misma medicina convencional reconoce saber poco, sólo que puede ser tratada pero sin cura definitiva. Sinceramente, no creo que esto sea así. ¿Porqué se le ha presentado este cuadro con toda esta sintomatología? ¿Desde cuando? ¿Qué había sucedido entonces o antes? Hay que indagar, conocer la historia de esta persona, sus registros, etc. Tal vez ahí encontremos alguna señal que empiece a iluminar un nuevo camino…

Empezamos a hacer sesiones de Reflexología Podal una vez por semana, en cada sesión además de la aplicación práctica acompañamos el tratamiento con  Flores de Bach que toma a diario, tenemos una charla intercambiando visiones, sobretodo Manuela, que se permite liberar emociones tomando consciencia de cuanto dolor emocional tenía guardado, liberando y percibiendo como el dolor en todo su cuerpo va disminuyendo. Es importante también hacer un cambio importante en su alimentación, contribuyendo a todo el conjunto, encontrándose cada vez mejor.

Alargamos el espacio entre una sesión y otra a quince días.

Manuela a día de hoy vive sin dolores, sin tensión y sin rigidez

Sus períodos menstruales son prácticamente normales, se siente entera, despierta y con capacidad de concentración, al finalizar el día se va a descansar conciliando un agradable, tranquilo y reparador sueño que le permite despertar sin dolor y con alegría a un nuevo día.

En su caso despertaba a menudo durante toda la noche, esto no facilitaba un buen descanso provocando más cansancio, nervios e irritabilidad.

Continuamos las sesiones de mantenimiento y prevención, está muy agradecida a todo el tratamiento completo, la Reflexología le a ayudado a relajarse, algo que le parecía imposible, a vivir sin dolor, a darse la oportunidad de buscar en su interior para ver el origen de su “enfermedad” y liberar y darse la oportunidad de ser amorosa, permisiva y tolerante consigo misma y facilitar que le llegue lo que a ella le da vida y hacer los cambios necesarios para que esto suceda. El cambio en su alimentación ha sido también un factor importantísimo para este tan maravilloso renacer.

Somos los creadores de la película de nuestra vida y jugamos el papel más importante, el protagonista! Merece la pena hacerlo consciente y empezar a desarrollar nuestras capacidades adormecidas para crear un vida saludable, amorosa y próspera. Manuela, como tantos otros casos que he podido observar y acompañar en su proceso de cambio es una muestra de ello.

¡Tú también puedes!

Maria Solsona Pairó                                                                        

Naturópata especialista en Reflexología Podal Holística

Compartir


616 75 60 73 / SOLICITA INFORMACIÓN