Los secretos de la organización personal

Lo que el gurú David Allen se guardó para sí mismo…

La organización personal es un quebradero de cabeza desde que el hombre abandonó las cavernas.
Mientras las tareas cotidianas de nuestros “protoabuelos” estaban totalmente marcadas por la Naturaleza, la agenda no era una de sus preocupaciones. El estómago pedía comer y comía, el cuerpo dormir y se ponía a descansar, etc.
Hay quien diría, y con razón probablemente, que ya tenían su planificación, por ejemplo para cazar en grupo, pero ahora no entraremos en ello.
Cuando se nos ocurrió empezar a sembrar los campos…ahí comenzó realmente el lío.
¡Hacía falta un plan! Y no solamente lo de que “tú te pones delante del bisonte para distraerlo, tú detrás agarrándole la cola y yo le endiño la lanza de silex”, sino algo más serio.

¿CUÁNDO hacer QUÉ en nuestro día a día? Gran pregunta. Expertos como David Allen dan muy buenas indicaciones, pero no lo dicen todo.

He aquí las 5 recomendaciones previas a cualquier otra consideración para una buena gestión personal…

1.- Al empezar el día, haz primero lo que no te gusta. Aunque pueda ser complicado al principio, después te sentirás orgulloso de ti mismo.

2.- Busca el equilibrio y recuerda que los tiempos de guardar y recuperar una información son inversamente proporcionales. Si dedicas un tiempo a identificar bien la información, la recuperación posterior será mucho más rápida. Igualmente, si lo metes en una caja a lo bruto, eso es rápido, pero luego para encontrar un papel…

                 

3.- Concilia el uso de tus capacidades y de las herramientas: memorizar es bueno, pero no cualquier cosa. Tener la información en algun soporte tecnológico (agenda, teléfono, etc.) permite liberar la mente. Por otra parte es cierto el dicho de que el saber no ocupa lugar. Saber, recordar sin obsesionarse, es muy saludable.

4.- Haz breves pausas de premio durante tu jornada. Exígete mucho, especialmente a primera hora, pero no olvides ponerte pequeñas recompensas a lo largo del día. Lo hace mucho más llevadero.

5.- Confía en ti mismo. El tiempo que antes dedicaste a planificar te permite ahora avanzar más rápido, y no tienes que cuestionártelo todo de nuevo. Hace unas horas, mientras planificabas, eras tan bueno como ahora. No te cuestiones tus conclusiones cada vez.

  ¡Suerte! ¡Tu éxito depende de ti mismo!

Compartir


616 75 60 73 / SOLICITA INFORMACIÓN
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Escribe a Escuela Europea MVIG
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?