Marcando la diferencia

Permíteme que te cuente una anécdota que tuve hoy  y que me motivo a escribir este artículo: Al hacer una llamada a un cliente interesado para inscribirse a uno de nuestros cursos, antes de hablar sobre el tema en cuestión me dice –disculpe que lo interrumpa, ¿usted es hijo de Don Antonio Balcárcel?-, -Así es- le respondí yo con mucho asombro y alegría ¿De dónde lo conoce? Le pregunté –Es que yo hace muchos años fui vendedor de una fábrica de calzado, y su padre era uno de nuestros mejores clientes, lo recuerdo muy bien, una gran persona, honesto, trabajador y con gran sentido el humor, desde hace mucho tiempo ya no trabajo como vendedor porque ahora soy el gerente general de esta compañía, sin embargo, al escuchar su apellido Balcárcel que no es muy común lo asocié con Don Antonio, ¡qué bueno saber que usted es su hijo!-  Wow que pequeño es este mundo, y en cualquier momento nos podemos encontrar con situaciones como esta.

Verdaderamente agradezco a mi padre, por el legado que está dejando a nosotros sus hijos, a sus nietos, y a todas las personas que trabajan junto a él en sus empresas, es  uno de los mejores regalos que he podido obtener de él, poder portar un apellido que sea bien visto y que te abra puertas,  que las personas sin apenas conocerte se alegren de saber de qué familia vienes, o para qué empresa trabajas, y solo por esto confiar en ti y en lo que haces.

Ahora comprendo que el legado va más allá de dejar posesiones o dinero, tiene que ver más bien con la buena reputación, el saber que a cualquier lugar a donde vayas, el nombre de tu familia, o de tu empresa te permita que cualquier persona asociado a tu nombre, pueda presentarse en cualquier lugar con la frente en alto, y ganarse la confianza de las personas.

Te comparto mi experiencia que ha sido muy agradable, ahora tu que me estás leyendo, no se cual sea tu caso, si has tenido el privilegio de contar con un padre o una madre que te haya dejado heredado algo similar, o si trabajas o tienes una empresa con un nombre reconocido. Eso no importa por ahora, lo que sí importa es lo que tu estas dispuesto a hacer, para que las personas te reconozcan como alguien a quien puedan respetar y  confiar, sabiendo que esto mismo lo recibirá tu familia, y todas las personas relacionadas con tu entorno.  Puedes imaginar que dirán las personas de ti dentro de 40 o 50 años, qué tipo de comentarios dirán de tus acciones, no lo sé, eso tu puedes saberlo si reconoces cómo es tu presente, si eres integro al hacer negocios, si verdaderamente estas dispuesto a hacer lo correcto para que en ningún momento exista la posibilidad que duden de tu credibilidad.

El buen nombre y la reputación es lo único que trasciende, hoy es tu momento para que así sea, de ti depende construir ese buen legado que te permita llegar todos los días a la cama y decir –Hoy he realizado mi trabajo íntegramente- por añadidura hará que perdure ese buen recuerdo en el tiempo, y vayas a donde vayas alguien lo reconocerá, y quienes vengan después de ti te lo agradecerán.

Te invito a que marques la diferencia, vamos a hacerlo, tal y cómo mi padre me lo ha demostrado, que si se puede hacer.

Roy Balcárcel

Coach de Negocios

Director General Mens Venilia Guatemala.

Compartir


616 75 60 73 / SOLICITA INFORMACIÓN