Morfopsicología: Ver lo que no se ve

¿Qué impacto, qué mensajes transmite mi cara a los demás?

¿Cómo me ven?

Tu cara transmite mensajes a los demás pero no sabes precisamente que es lo que los demás leen en tu cara.

Mirando a los rostros de la gente que te rodea, intuyes que deben tener ciertos rasgos de carácter sin que puedas explicar precisamente los fundamentos de tus suposiciones.

A veces tus intuiciones se confirman, a veces te das cuenta que te habías equivocado por completo.

Tu intuición es tu primer instrumento de conocimiento y no se trata de prescindir de él. Al contrario se trata de desarrollarla para que te pueda facilitar informaciones cada vez más fiables.

La morfopsicología, que establece la correlación entre rasgos físicos y rasgos psíquicos, ayuda a enriquecer nuestra intuición. Elimina los perjuicios que limitan nuestro conocimiento y nos permite entender las motivaciones que interactúan dentro de nosotros, es decir la base de nuestros comportamientos.

¿De qué nos hablan los ojos?

Nuestro rostro tiene 3 puertas de entrada y de salida: los ojos, la nariz y la boca. Indican como una persona percibe el mundo exterior y como trata de satisfacer sus necesidades interiores.

Los ojos son el receptor que alimenta el pensamiento. Nos hablan de nuestro nivel de abertura en lo relacionado al mundo de las ideas y al sentido atribuido a los eventos.

Mirando a los ojos de una persona, puedes preguntarte lo siguiente:

  • ¿Se trata de una persona con principios rígidos e ideas cerradas o de alguien dispuesto a cuestionar su punto de vista y a dejarse influenciar?
  • ¿Es una persona siempre en búsqueda de ideas nuevas o se muestra muy prudente con informaciones que desconoce y que no se han demostrado de forma segura?
  • ¿De qué tipo de informaciones se alimenta?

Examinamos varios casos de forma general.

Si tiene ojos pequeños y hundidos

 

La persona tiene espíritu crítico. Se cansa de observar y prefiere   reflexionar sobre lo observado que seguir observando. Elabora sus pensamientos de forma personal; es poco influenciable.Conversando con los demás, su prioridad nº1 es la eficacia (con el tema de conversación tratado), y no la buena convivencia. Para conectar con ella, habrá que encontrar su centro de interés, muy especializado, el tema que le gusta comentar de forma habitual.

Si tiene ojos grandes y a flor de piel

 

 La persona tiene alto nivel de absorción de informaciones de todo tipo, sin casi ningún tipo de selección. No se cansa de recibir informaciones nuevas y disfruta participando en intercambios intelectuales. Le atrae en particular las informaciones de actualidad.Conversando, la prioridad es la buena convivencia, y alimentar la relación para seguir intercambiando.

Si tiene ojos tónicos

 

La persona es rápida y activa en captar informaciones. Demuestra perseverancia en el esfuerzo intelectual y capacidad de concentración. A la hora de expresar sus ideas, tiene una gran afirmación de si misma. Y si los ojos son muy tónicos, puede llegar a mostrar dureza en el pensamiento y escuchar poco o nada lo que opinan los demás.

 

Si tiene ojos átonos

 

La persona es muy receptiva y observadora. Nos habla de asimilación pasiva de las impresiones ya que el nivel del filtro es bajo. Es favorable para el desarrollo de las tendencias artísticas. Pero es sinónimo de un nivel medio-bajo de control de si mismo. Decir NO a los demás les cuesta, se puede dejar influenciar fácilmente por las solicitaciones del entorno y el pensamiento tiende a divagar y perder fácilmente su enfoque.

Si quieres aprender el apasionante proceso de saber decodificar los mensajes del rostro para entender mejor las motivaciones y el comportamiento de los demás y conocerte mejor, te esperamos en el próximo curso.

Saludos,

Benoît Corman

Morfopsicólogo Diplomado por la Société Française de Morphosychologie 
Profesor de Morfopsicología en Mens Venilia

Compartir


616 75 60 73 / SOLICITA INFORMACIÓN
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Escribe a Escuela Europea MVIG
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?