Vive y deja Vivir

Vive y deja vivir

Cuentan que Zeus temeroso del poder de los hombres, los partió por la mitad y los obligó a buscar su media parte el resto de sus vidas.

Los condenó con el engaño de que nunca serían felices hasta no encontrar y unirse con su otra parte.
Esta metáfora nos hace pensar que la felicidad siempre está basada en el otro y sin el nunca podremos ser felices.

Seguramente has oído a alguien decir que aún no ha encontrado «su media naranja» y que no desespera hasta encontrarla.

Muchos de los desordenes amorosos que se presentan están basados en esta idea.
Dejamos de ser nosotros mismos para satisfacer al otro y nuestra pareja hacer lo mismo, aunque no nos demos cuenta.

Nuestra profesora Raquel Campanales en su curso de Desordenes Amorosos con Kinesiología trata con los alumnos como resolver estos pensamientos y paradigmas que se forman en la infancia y nuestra juventud y que impiden que seamos felices con nuestra pareja. 

Hay una frase que dice «Vive y deja vivir» es un buen punto de partida para las relaciones personales.
«Ser yo sin dejar de amarte y ser tu sin impedirme de ser yo» es una frase que suele decir Alejandro Cuellar.

Compartir


616 75 60 73 / SOLICITA INFORMACIÓN